Make your own free website on Tripod.com

Home

p@rA reFlexionAr..! | Triduo Pascual 2003 | Hollywood representará la vida de Santa Teresa | CTU...¿Que es eso? | Estilo de Vida... | La OCD y el CTU | Álbum fotográfico CTU | Contáctanos
Carmelo Teresiano Universitario
Triduo Pascual 2003

mariaa.jpg

jueves santo...

La celebración de la cena del Señor nos introduce en el Cenáculo y en lo que allí celebrado se convierte en anticipo de lo que va a ser la muerte y la resurrección del Señor. La liturgia de la Palabra de este día nos recordará la Pascua celebrada por el pueblo de Israel(Ex 12, 1-8.11-14), la institución de la Eucaristía( 1 Cor 11,23-26) y el gesto de servicio de Jesús que une a la Eucaristía, para recordarnos su perenne entrega, que alcanzará su grado máximo en la cruz.
Conviene, que recordando los inicios de la Iglesia, en el que cada Jueves Santo, se realizaba la reconciliación publica de los penitentes separados de la Iglesia, podamos como grupo o familia acceder a la reconciliación personal y comunitaria para así mejor prepararnos a la celebración del misterio que nos trajo la vida: la Pascua. A continuación les propongo una breve celebración penitencial familiar que puede ser celebrada o el miércoles santo o en la mañana del Jueves Santo:

CELEBRACIÓN DEL PERDÓN EN FAMILIA.

Guía: Esta celebración nos congrega en el nombre del Señor Jesús para celebrar el perdón que con su cruz nos ha regalado. Con corazón contrito y humillado reconozcamos nuestros pecados ante Dios y nuestros hermanos, confiando en su misericordia que es capaz de perdonarnos.(Hacer un breve silencio o cantar un canto cuaresmal).
Lectura bíblica: Leer 2 Cor 5, 14-15.17-21.
Después de leído el texto se puede compartir las resonancias que pudo haber causado la lectura. Recordemos que la Palabra de Dios actúa como espada de doble filo y es ella la que urge en nosotros cambios, conversión, arrepentimiento.
Si en este momento hay algo por lo cual tenemos que pedir perdón a nuestra familia, es buena ocasión hacerlo.

SUPLICA DE ARREPENTIMIENTO:

Reconozcamos nuestra condición de pecadores, expresemos nuestro arrepentimiento y aclamemos la misericordia de Dios diciendo:
TEN PIEDAD DE NOSOTROS, SEÑOR.
-Porque a veces no amamos como Dios nos ama.
-Porque a veces abusamos nuestra libertad dejándonos dominar por caprichos y excesos.
-Por nuestras mentiras o infidelidad a los compromisos adquiridos.
-Porque a veces guardamos rencor a nuestro prójimo o nos dejamos llevar por la ira y el resentimiento.
-Por apegarnos a las cosas y no saber compartir con los demás.
(se pueden agregar otras intenciones espontáneas)
Por todo esto, por nuestras otras faltas decimos:

Yo confieso.............

Terminamos juntos rezando la oración que nos enseñó Jesús : Padre Nuestro.....
(al final de la oración darse el abrazo de la paz)

Sugerencia para el día:

Así como Jesús compartió su pan con los discípulos, podríamos compartir nuestra comida con un hermano necesitado.

viernes santo...

Es el primer día del Triduo Pascual y nos lleva a la meditación y contemplación de la Pasión del Señor. La celebración litúrgica vespertina gira en torno a cuatro momentos: la liturgia de la Palabra precedida de un gesto penitencial, la gran oración de intercesión, el rito de la adoración de la cruz y la comunión eucarística. La celebración nos induce a una unión mas profunda con Cristo para acompañarle en el momento mas difícil y doloroso de su Pasión y muerte. No olvidemos nuestra participación en los actos litúrgicos de esta tarde
Celebración familiar en torno a la Cruz.
A la hora previamente escogida se reúne la familia en torno a un pequeño altar que presidirá la cruz, unas flores y un cirio. Iniciaremos nuestra celebración de la siguiente manera:

Guía:

Recordaremos en este día el amor doloroso de Jesús que redime, salva, libera, da vida. No celebramos su fracaso sino su victoria pues nos enseña a amar amando hasta el extremo.

Guía: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Lectura bíblica:

Leer pausadamente el Salmo 21(Dios mío, Dios mío....rezado por Cristo en la cruz). Hacer un espacio de silencio meditativo.
- Proclamar el siguiente himno a Jesús crucificado:

En esta tarde Cristo del Calvario
Vine a rogarte por mi carne enferma;
Pero, al verte, mis ojos van y vienen
De tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.
¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
cuando veo los tuyos destrozados?
¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?
¿Cómo explicarte a ti mi soledad,
cuando en la cruz alzado y sólo estás?
¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?
Ahora ya no me acuerdo de nada,
Huyeron de mí todas mis dolencias,.
El ímpetu de ruego que traía
Se me ahoga en la boca pedigüeña.
Y sólo pido no pedirte nada,
Estar aquí, junto a tu imagen muerta,
Ir aprendiendo que el dolor es sólo
La llave santa de tu santa puerta. Amén.

Se podría repetir en voz alta alguna parte del himno que nos haya gustado o expresar nuestros sentimientos ante Jesús crucificado.
Podríamos recibir del cabeza de familia una pequeña cruz que nos recuerde el amor inmenso de Cristo al entregar su vida por nosotros.

Sugerencia para el día:

Cristo continúa su pasión en los pobres, excluidos, en los encarcelados y en los enfermos. Quizás sería conveniente una visita a un enfermo en este día

sábado santo...

Este segundo día del Triduo Pascual es de silencio y espera. El sentido de este día podemos hacerlo mas asequible mirando la figura de la Virgen María. Ella nos introduce a estos momentos tensos y esperanzados que se convierten en ardiente espera de la gloriosa resurrección del Señor Jesucristo. María, como todo creyente sabe que la espera engendra alegría. Su espera hecha de amor, de fe y de esperanza nos impulsa a esperar contra toda esperanza.
Celebración familiar en torno a María, Madre de la espera.
Se sugiere colocar en el altar preparado el día anterior, un pequeño cuadro o imagen de la Virgen María(esto nos recordará que Ella estuvo al pie de la cruz). Recorreremos el camino doloroso de la Madre Virgen(Via Matris) en una versión simplificada. Se recitará(en cada estación) la invocación inicial, la lectura, un ave maría y la invocación final. Al completar la última estación se hará la oración conclusiva.

Guía:
En el nombre del Padre..........

Invocación Inicial:

V. Te alabamos y te bendecimos, Santa María
R. Madre fiel junto a la cruz del Hijo.

Invocación Final:

V. Bendita eres tú, Virgen dolorosa.
R. Que estuviste asociada a la pasión de Cristo.

Primera estación:
María acoge con fe la profecía de Simeón. Te alabamos ...........Madre fiel..(Lucas 2, 34-35). Dios te salve María.......Bendita eres tú...... Que estuviste.........

Segunda estación:
María huye a Egipto con Jesús y José. Te alabamos....Madre fiel.... (Mateo 2,13-14). Dios te salve María.....Bendita eres tu....Que estuviste.....

Tercera estación:
María busca a Jesús, perdido en Jerusalén. Te alabamos....Madre fiel..(Lucas 2, 43-45). Dios te salve, María......Bendita eres tú......Que estuviste.
Cuarta estación: María encuentra a Jesús en el camino del Calvario. Te alabamos....Madre fiel.....(Lucas 23,26-27). Dios te salve María....Bendita eres tú.....Que estuviste.

Quinta estación:
María junto a la cruz del Hijo. Te alabamos.....Madre fiel...(Juan 19, 25-27). Dios te salve, María......Bendita eres tú.....Que estuviste......

Sexta estación:
María acoge en su regazo a Jesús bajado de la cruz. Te alabamos.....Madre fiel....(Mateo 27, 57-59). Dios te salve, María....Bendita eres tú.....Que estuviste......

Séptima estación:
María coloca en el sepulcro el cuerpo de Jesús, en espera de la resurrección. Te alabamos......Madre fiel...(Juan 19,40-42). Dios te salve, María.....Bendita eres tú....Que estuviste......

Oración final: Oh Dios, que has querido que al lado de tu Hijo, elevado sobre la cruz, estuviese presente su Madre, llena de dolor; haz que, asociados con ella a la pasión de Cristo, participemos en la gloria de su resurrección. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

vigilia pascual...

La celebración de esta noche de Vigilia nos hace entrar en el corazón de la fiesta mas importante del año litúrgico, la madre de todas las vigilias donde celebraremos la Resurrección de Cristo y nuestra propia resurrección. Una noche cargada de símbolos: la noche, la asamblea, la luz, el pregón, las lecturas, el aleluya pascual, el agua bautismal y la comunión eucarística nos sustrae al acontecimiento de la vida. El ha vencido a la muerte y vive junto a nosotros. Ya no hay penas, nuestra esperanza no morirá, pues El vive con nosotros. Nuestra sugerencia para esta noche es en primer lugar recordarte la participación en la solemne vigilia pascual que se realice en tu parroquia. No faltes y experimenta junto a tu comunidad cristiana la fuerza de la Pascua de Jesús. Vístete de fiesta, hoy asistirá a la mayor de las fiestas cristianas. Lleva a la celebración un cirio adornado y tu agua para ser bendecida en envase plástico. Así como en la Navidad adornamos nuestro hogar con muchos símbolos te sugerimos colocar en un lugar visible una estampa o imagen del resucitado o en su defecto un rostro de Jesús que presidirá tu casa durante los cincuenta días de Pascua. Colócale flores y el cirio o velón que llevarás a la Vigilia. Si quieres hacer mas, puedes colocar flores en la puerta de tu casa, así todo el mundo sabrá que hay alegría por que es Pascua.

domingo de Resurrección..!

Es el tercer y último día del Triduo Pascual. Celebramos en él el paso de Jesús de la muerte a la vida. El Padre resucita a su Hijo y lo exalta sobre la muerte. Los cristianos participamos de esa victoria pues El nos asocia mediante el bautismo a su propia victoria sobre el mal y sobre la muerte. Esta victoria ha sido solemnemente proclamada en la Vigilia Pascual. Lo que se dice de este día el primero de la semana día en que actuó el Señor se dice de todo el tiempo pascual inaugurado hoy y que se celebrará hasta el día de Pentecostés. Para celebrar en tu casa proponemos la bendición pascual de los alimentos en familia que podrás realizar este domingo antes del almuerzo festivo o en otro día de la Pascua en que puedas reunir al máximo grupo de la familia.

BENDICION DE LA MESA FAMILIAR EN EL DIA DE PASCUA.

Sería muy loable que en el día en que celebramos la Pascua del Señor, se reuniese la familia a celebrar tal acontecimiento en torno a la mesa familiar. La mesa podría adornarse con flores y velas para manifestar la alegría de tal acontecimiento. Una vez reunidos se hace la siguiente bendición de los alimentos.

Presidente:
¡Cristo ha resucitado!

Todos:
¡Verdaderamente ha resucitado!

Presidente:
Por la paz que nos regalas por las maravillas que has realizado entre nosotros, por el pan que nos da y nos nutre, bendito sea Dios. Cristo ha resucitado.

Todos:
¡Verdaderamente ha resucitado¡

Presidente:
Señor, con agradecimiento tomamos estos alimentos en el día de la resurrección de Cristo, haz que nunca falten en la mesa de todos nuestros hermanos, especialmente en la mesa de los mas pobres. Cristo ha resucitado.

Todos:
¡Verdaderamente ha resucitado!

Pues resucitó en este día el Señor,
Nuestro Dios crucificado,
Esparcido en el nublado
Ya no hay noche,
Todo es día.
Cielo, estrellas, sol y luna,
Y todos cuatro elementos,
Mostraos hoy todos contentos,
Pues ya no hay que temer fortuna,
Ni tormenta ni tormentos.
Ya salió con la victoria
Ya de la muerte ha triunfado,
Ya mi Dios crucificado
Abrió las puertas de gloria
Y ya hoy es resucitado.
Ya triunfa la libertad,
Ya han alcanzado perdón,
Ya está Adán y su escuadrón
Fuera de la cautividad
Y de la oscura prisión.
Ya la paz se ha pregonado
Ya la guerra ha fenecido,
Ya mi Dios esclarecido,
De muerto, ha resucitado
Y sus profecías cumplido.
Anónimo , siglo XVI

elaborado por el Padre Publio Díaz
de la comunidad de los Padres Carmelitas Descalzos
(El Manzano-Barquisimeto)

"Después que se puso en la cruz el Salvador, en la cruz está la gloria y el honor, y el padecer dolor, vida y consuelo, y el camino seguro para el cielo"
(Santa Teresa de Jesús)